Cambalache 3,14 - La vidriera irrespetuosa


Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé.

#OrgulloFriki

42


y ahora, el texto de siempre:
¿Qué debo hacer?
Llevar contigo una toalla todo el día para mostrar tu participación.

¿Cuándo debo hacerlo?
El 25 de mayo.

¿Dónde?
En todas partes.

¿Por qué una toalla?
Porque lo dice en la Guía del Autoestopista Galáctico:

La Guía del autoestopista galáctico tiene varias cosas que decir respecto a las toallas.

Día de la toallaDice que una toalla es el objeto de mayor utilidad que puede poseer un autoestopista interestelar. En parte, tiene un gran valor práctico: uno puede envolverse en ella para calentarse mientras viaja por las lunas frías de jaglan Beta; se puede tumbar uno en ella en las refulgentes playas de arena marmórea de Santraginus V, mientras aspira los vapores del mar embriagador; se puede uno tapar con ella mientras duerme bajo las estrellas que arrojan un brillo tan purpúreo sobre el desierto de Kakrafun; se puede usar como vela en una balsa diminuta para navegar por el profundo y lento río Moth; mojada, se puede emplear en la lucha cuerpo a cuerpo; envuelta alrededor de la cabeza, sirve para protegerse de las emanaciones nocivas o para evitar la mirada de la Voraz Bestia Bugblatter de Traal (animal sorprendentemente estúpido, supone que si uno no puede verlo, él tampoco lo ve a uno; es tonto como un cepillo, pero voraz, muy voraz); se puede agitar la toalla en situaciones de peligro como señal de emergencia, y, por supuesto, se puede secar uno con ella si es que aún está lo suficientemente limpia.


Y lo que es más importante: una toalla tiene un enorme valor psicológico. Por alguna razón, si un estraj (estraj: no autoestopista) descubre que un autoestopista lleva su toalla consigo, automáticamente supondrá que también está en posesión de cepillo de dientes, toallita para lavarse la cara, jabón, lata de galletas, frasco, brújula, mapa, rollo de cordel, rociador contra los mosquitos, ropa de lluvia, traje espacial, etc. Además, el estraj prestará con mucho gusto al autoestopista cualquiera de dichos artículos o una docena más que el autoestopista haya «perdido» por accidente. Lo que el estraj pensará, es que cualquier hombre que haga autoestop a todo lo largo y ancho de la galaxia, pasando calamidades, divirtiéndose en los barrios bajos, luchando contra adversidades tremendas, saliendo sano y salvo de todo ello, y sabiendo todavía dónde está su toalla, es sin duda un hombre a tener en cuenta.

2016-05-25 08:24 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

España y los gitanos

Habiéndose entendido por diferentes informes y relaciones de algunos prelados, Corregidores y otras Justicias de mis Reinos, los grandes inconvenientes con que viven en ellos los gitanos, así en los espiritual como en el gobierno temporal, y que estos daños crecen día a día en perjuicio de la raza y seguridad públicas, sin que hayan bastado los medios que se han interpuesto desde el año de 1499, de así en diferentes leyes, como en otras órdenes que se han promulgado, deseando proveer de último remedio a punto tan importante, fue acordado lo que por cuanto estos que se dicen gitanos ni lo son por origen ni por naturaleza, sin que han tomado esta forma de vivir para tan perjudiciales efectos, como se experimentan y sin ningún beneficio de la República que de aquí en adelante ellos, ni otros algunos, así hombres como mujeres de cualquier edad que sean no vistan ni anden con traje de gitanos, ni usen su lengua, ni se ocupen en los oficios que les están prohibidos y suelen usar, ni anden en Ferias, sino que hablen y vistan como los demás vecinos destos Reinos y se ocupasen en los mismos oficios y menesteres de modo que no haya diferencia de unos a otros, pena de 200 azotes y seis años de galeras a los que contravinieren en cualquier de los casos referidos y la pena de galeras se conmute en destierro del Reino de las mujeres (...)

Felipe IV, 9 de Mayo de 1633

2016-05-11 08:59 | Categoría: | 1 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Un tango contra el tango del Profesor Portillo

Contratango


Pasó el tiempo del desguace,
de aprender cómo se hunde
la miseria en la miseria
y el dolor en el dolor.

Ya no gimo en la amargura,
la soledad no me aterra,
aprendí a quererme un poco,
p'a vivir cogí valor.

Fue entonces que pude verla,
sonriendo a mi costado,
que pude tomar su mano
y abrir mi pecho al amor.

Por eso no pienso en irme
ni en cesar mi pensamiento.
¡Que ya se fue el sufrimiento
y pensar puedo mejor!

2016-03-29 15:10 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Redondos senos de reina

redondos senos de reina,
donde feliz descansa
mi cabeza.

respira tranquilo tu pecho
bajo tu piel tersa,
en la siesta.

la orilla del lago suave,
lame la blanca arena
la luna grave,

recorta en el cielo su disco,
y el viejo bosque respira
tu mismo ritmo.

me miras, ojos insondables,
de azules celestes infinitos,
mi sueño es nave

que me lleva a tu cuerpo
joven, silueta en el aire,
deseos en mí mismo.

mi pecho siente tus brazos,
tus manos, caricias dormidas,
siento vivir dos vidas,

tu rubia melena en regazo,
por la brisa acogida,
cielo azul en lo alto.

Ya sé, solo es un ensueño,
pero la vida no es,
entre día y día, mi diosa,
nada más que eso.
J.R.P.S aka el poeta azul (22-10-1928 / 01-03-2006)

2016-03-01 10:48 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

☆☆☆ Nómadas (19/10/2007)

Todas las ausencias son temporales:
has de saber
que un día
me iré como tú
o quién sabe
olvidaré que te has ido
u olvidaré que existías
te olvidaré como madre
- la cabeza agujereada por la proteína Tau -
ha conseguido ser féliz
olvidando que ya no estás.

Pero
mientras tanto
te sigo echando de menos.

2015-10-19 08:58 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Palabras prestadas, homenajes ajenos

Espacios virtuales trajeron tu palabra,
la esperaba el silencio de una casa vacía,
la soledad expectante de una vida en naufragio
y otra palabra abierta, acorde con la tuya.

Desbrozamos caminos y levantamos puentes,
ni el tiempo ni la ausencia fueron nunca fracaso,
cuando un día, de pronto, te cercó la penumbra
y se ensañó violenta la fiera que acechaba.

Ahora te pienso amigo virtual y distante,
mi palabra se hiela sin encontrar un eco,
y el silencio es de nuevo el dueño de mi espacio.

Cuando buscaste el mar yo estaba lejos.


Las palabras son de Senior Citizen que todos los años (y muchas veces) se acuerda de quien nos acordamos. Un beso para El Profe.

2015-10-19 08:57 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

La vidriera irrespetuosa

iglesias


© Rafa Iglesias

2015-10-16 19:20 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

2 de octubre de 1968

El dos de octubre llegamos
Todos pacíficamente
A un mitin en Tlatelolco
Quince mil en la corriente

Año del sesenta y ocho
Qué pena me da acordarme
La plaza estaba repleta
Como a las seis de la tarde.

Grupos de obreros llegaron
Y el magisterio consciente
Los estudiantes logaron
Un hermoso contingente.

De pronto rayan el cielo
Cuatro luces de bengala
Y aparecen muchos hombres
Guante blanco y mala cara.

Zumban las balas mortales
Rápido el pánico crece
Busco refugio y la tropa
en todas partes aparece.

Alzo los ojos al cielo
Y un helicóptero miro
Luego sobre Tlatelolco
Llueve el fuego, muy tupido.

Qué fuerzas tan desiguales
Tantos tanques y fusiles
Armados los militares
Desarmados los civiles.

Doce años tiene un chiquillo
Que muerto cae a mi lado
Y el vientre de una preñada
Cómo lo han bayoneteado.

Hieren a Oriana Fallaci
Voz de la prensa extranjera
Ya conoció la cultura
Del Gobierno de esta tierra.

Ya vio que vamos unidos
Estudiantes con el pueblo
Contra un sistema corrupto
Y la falacia de un gobierno.


Nada y así sea.

2015-10-03 03:04 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

11-S No es la diada, ni son las torres gemelas

...en esta fecha. Como todos los años, desde hace 42, recito la máxima Fremen: Nunca perdonar, nunca olvidar.
11-S (1973): Vive mil años

Te odio. No debería decir esto, ni debería contárselo a nadie, pero es verdad. Te odio. Como nunca he odiado a nadie. Ni a las mujeres que me han hecho daño sentimental (y han sido muchas, porque quiero mucho a las mujeres) ni a los hombres que me han estafado (y han sido muchos, hasta que perdí la fe en la humanidad).

Nadie me ha hecho lo que tú me hiciste. Y no tengo derecho a decírtelo, porque hay gente, personas, humanos, que tienes muchos más motivos para odiarte que yo. Personas a las que arrebataste la vida, la familia, el trabajo, el país. Gente a la que torturaste, fusilaste, metiste ratas por la vagina, obligaste a traicionar a sus compañeros, a sus familiares, a sus seres queridos. Me es muy difícil así decirte esto es una cosa entre tú y yo porque, comparado con tus compatriotas, lo que me hiciste a mí es ridículo. Pero cada uno vive alrededor de su mundo y a mí me destrozaste la juventud, fíjate qué tontería, en lugar de dejar que lo hiciera la Paqui o María del Mar o cualquiera otra que me rompiera el corazón, que es lo que tiene que ocurrir a los trece años.

Porque yo tenía 13 años recién cumplidos y creía en la vía democrática hacia el socialismo. Hoy en día eso parece increíble, pero Franco estaba a punto de morirse y España era muy diferente a cómo es ahora. Yo, fíjate, pobre ingenuo casi niño, creía en la leche para todos los niños de Chile y en que tenemos que ser nosotros. Creía en la solidaridad y en el amor que aún no conocía. En que en España también podríamos tener una democracia que sirviera para construir la justicia.

Tenía 13 años y aún no me había besado ninguna chica. Vivía en un país gris, donde llevar el pelo largo era motivo suficiente para que homófobos policías homosexuales te vacilaran. Dónde había una ley de peligrosidad social en la que bastaba tu pinta para encarcelarte. Y pensaba que podía cambiarlo, que mi país era mío y me pertenecía el derecho de decidir en paz y en libertad sobre él. Tú me convenciste de que no. De que siempre estarías ahí, con el fusil y el tanque, esperando.

No te lo perdono, Pinocho. Creíamos (ya no hablo solo de mí) que el pueblo unido jamás sería vencido y tú nos convenciste de que el pueblo, si no estaba armado sería aplastado. Nutriste las filas del FRAP y del GRAPO con mis amigos idealistas que no estaban dispuestos a que en España pasara lo mismo que en Chile y cayeron en el tablero de ajedrez que todos los servicios secretos del mundo habían tejido para este país. Algunos siguen entrando y saliendo de la cárcel. Incluso algunos que no estuvieron en esos grupos. Efectos colaterales, supongo. Yo aún he salido bien de esta historia, ellos -también- tendrán más motivos para odiarte que yo.

Y tú lo reventaste todo. Bueno, tú no. Fíjate que paradoja, después, cuando fui más o menos adulto, uno de mis primeros trabajos fue para tus jefes. Y cuando me preguntaron si era un problema para mí trabajar para ellos, yo ya estaba vendido y acobardado y me había cortado el pelo y les dije que no, ningún problema. Tampoco te perdono eso, aunque fuera culpa mía.

Cómo fue culpa mía dejar la lucha decepcionado. No me habías dejado muchas opciones: la lucha armada o el desengaño. No sé si escogí bien. Fue más fácil así, claro. Un curso pagado de programación con los malos usando el ordenador más grande de España (no sólo el dinero compra). Después un trabajo de funcionario en un instituto de secundaria nocturno, después la Universidad. Investigar en Matemática, algo aséptico, que no te metía en líos. Y presumir de anarcopijo delante de las cervezas en las tascas. Me siento un miserable. Soy un miserable.

Quizás. No, quizás, no. Seguro, Es culpa mía. Pero cada vez que llega un once de septiembre, no me acuerdo de la fiesta nacional catalana ni de las torres gemelas cayendo en el downtown de Manhattan. Me acuerdo de ti, cabrón miserable, hijo de puta, arruinailusiones. Y tampoco te perdono eso, porque querría olvidarte. Que nunca hubieras existido.

Pero eso no puede ser. Así que no, no te perdono. Ya que existes, sólo me queda desearte una larga vida. Entre rejas, claro. Vive mil años. Que los fantasmas te atormenten. Te odio, Pinocho, Pinochet, generalito, jódete.
No vivió mil años. Y además, ya no tengo al Profe para comentarme la historia.

2015-09-11 14:25 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Cuando nos conocimos,
ambos sabíamos lo que no queríamos.

Yo te dije que no sabía enamorarme,
que no lo había hecho nunca
y que no me veía capaz de hacerlo.

Tú, por el contrario,
lo habías hecho tantas veces
que creías haber agotado esa capacidad.

Estábamos de acuerdo,
enamorarse no era necesario,
era algo que debíamos evitar,
lo único que podía traer era problemas.

2015-09-02 12:04 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Busca en Cambalache


Blogalia


Se comenta en Cambalache

  • jmaq en ¿Estudiar para hacer unas oposiciones? ¿Merece la pena? ¿Existen los enchufes y las recomendaciones?
  • Santiago Heredia en España y los gitanos
  • Elena en Resiliencia
  • CARLOS en Tangos con cocaína
  • Anónimo en Procuro olvidarte
  • Emma en ☆☆☆☆☆☆☆☆ Ya nunca juego al ajedrez (23-F)
  • Gustavo Osorio Pagán en Sobre las diferencias entre TABLA y CUADRO y de cómo este último es el término correcto si no se habla de logaritmos o similares
  • Zifra en La canción que nunca grabó Javier Ruibal (borrador)
  • Zifra en Haikus encadenados
  • Anónima en Haikus encadenados
  • Categorías:

    Archivos:

    <Mayo 2016
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
                1
    2 3 4 5 6 7 8
    9 10 11 12 13 14 15
    16 17 18 19 20 21 22
    23 24 25 26 27 28 29
    30 31          


    Lista de Enlaces

    De interés

    E-góticos

    Mis otros

    FotoFlickr


    Blogalia



    Versión para la columna lateral


    zifra. Get yours at bighugelabs.com/flickr
    2003-2006 Zifra – Powered by Blogalia – Estadísticas: Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares