Cambalache 3,14 - La vidriera irrespetuosa


Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé.

Precursores de los precursores del ordenador

Publicado originalmente en Cibersur (Enero 99)



cibersurComo decía Aida G. en esta misma sección (CiberSur, nº 1, p. 27), los orígenes de la Informática se sitúan hace mas de 3.000 años. Quizás no sea muy conocido que Cálculo viene de calculus, piedrecita en latín, pues éstos fueron los bits de los dameros que los romanos usaban como calculadoras.

Sin duda, la prehistoria de cualquier ciencia es una época apasionante. Y de ésta que tratamos aquí, la informática, aún más, al estar poco estudiada. El sueño del cálculo mecánico que apasionaba a Leibnitz, la máquina universal de razonamiento del mallorquín Llull o la cabeza parlante de San Alberto Magno, que Santo Tomás de Aquino destruyó porque veía en ella a la encarnación del diablo son predecesores casi legendarios de nuestros actuales ordenadores de mesa. Las máquinas ambulantes de Dédalo, los autómatas mecánicos del XVIII, el Golem y las muñecas parlantes de Edison enlazan desde el pasado o la fábula con las fábricas robotizadas de hoy.

De todo esto me gustaría hablar más despacio, pero otro día. Hoy, nuestro viaje temporal tiene un destino más cercano: los precursores de los ordenadores. O mejor dicho, los precursores de los precursores: la generación menos uno.

ABACO"El primer precursor del ordenador (o más bien de la calculadora) es el inmemorial ábaco, aún en uso en muchas culturas actuales no precisamente atrasadas como la japonesa. Es famosa la anécdota del enfrentamiento entre el soldado Thomas Nathan Wood, del servicio contable de la Armada de los Estados Unidos y Kiyoshi Matsuzaki, empleado de la Caja de Ahorros nacional en el Japón ocupado de 1945. Armado el primero con el último modelo de calculadora electromecánica y el japonés con un ábaco tradicional, concursaron en cinco pruebas de rapidez y exactitud, correspondiendo la victoria al portador del ábaco en cuatro de ellas por una sola del americano.

Del ábaco al ENIAC (Electronic Numerator, Integrator, Analyzer and Computer), la última gran calculadora antes de la invención del ordenador propiamente dicho, sólo hay una diferencia de hardware. El soporte lógico que ambas máquinas (y todas las calculadores mecánicas o electromecánicas intermedias) comparten es el mismo. La electrónica que utilizaba el ENIAC servía para hacer funcionar un sistema decimal de anillos compuesto por tubos de vacío del mismo modo que los dedos de un manipulador experto manejan las bolas de un suan pan chino, un soroban japonés o un stchoty ruso.

La primera aproximación a una máquina mecánica de calcular fue hecha por el escocés John Napier (1550-1617), el inventor de los logaritmos neperianos. La máquina de multiplicar de Napier permitía, mediante un sistema de cubos colocados en columnas, leer el resultado de la multiplicación de dos números.

Contrariamente a lo que se piensa, no fue Pascal el inventor de la primera máquina de calcular, sino Wilhelm Schickard (1592-1635). Su reloj calculante, construido más o menos en la fecha del nacimiento de Pascal (1623) realizaba sumas y restas mediante ruedas dentadas y utilizaba los logaritmos de Napier para hacer multiplicaciones. También disponía de marcas que hacían el papel de una primitiva memoria y de una campanilla que advertía del desbordamiento (overflow) de las operaciones. Desgraciadamente, la época turbulenta que vivía el Sur de Alemania impidió que esta máquina pasara a la historia. Schickard murió víctima de la peste y su máquina fue destruida en un incendio, posiblemente provocado por los mercenarios que campaban por sus respetos en la zona durante la guerra de los Treinta Años. Afortunadamente, una carta dirigida a Kepler conteniendo los planos de la máquina los salvó para la posteridad.

Para otro día dejamos las calculadoras propiamente dichas: desde la pascaline de Pascal y la máquina de Leibnitz a las gigantescas electromecánicas de mediados del siglo XX, pasando por las máquinas de Babbage y otros ilustres antecesores.

2005-02-09 01:00 | Categoría: | 7 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://zifra.blogalia.com//trackbacks/26450

Comentarios

1
De: tomako Fecha: 2005-10-25 20:43

sobamela toda puttttttttooooooo o





2
De: loko Fecha: 2007-09-14 17:13

follAMEE



3
De: joni y eze Fecha: 2009-09-02 17:18

my lindo todo puto de mierda



4
De: joni y eze Fecha: 2009-09-02 17:18

my lindo todo puto de mierda



5
De: caatoo Fecha: 2010-02-12 15:53

tu culo contra la paret



6
De: Anónimo Fecha: 2010-03-25 15:36

perr
a sarnoza el que lea esto



7
De: Anónimo Fecha: 2010-03-25 15:36

perr
a sarnoza el que lea esto



Busca en Cambalache


Blogalia


Se comenta en Cambalache

  • Mizar en La décima, la milonga y otros hermosos temas por Drexler.
  • Pedro en Mariposas Imposibles
  • Anónima en 10 de Marzo de 1991
  • Anónima en Ya nunca juego al ajedrez Años de plomo (la película)
  • Anónima en No, no es la Diada ni son las torres gemelas de Manhattan...
  • Zifra en Olvido
  • Anónimo en Olvido
  • Zifra en Quantum State-Independent Contextuality Requires 13 Rays
  • Anónima en Álgido
  • nfernefer en Álgido
  • Categorías:

    Archivos:

    <Noviembre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
        1 2 3 4 5
    6 7 8 9 10 11 12
    13 14 15 16 17 18 19
    20 21 22 23 24 25 26
    27 28 29 30      


    Lista de Enlaces

    De interés

    E-góticos

    Mis otros

    FotoFlickr


    Blogalia



    Versión para la columna lateral


    zifra. Get yours at bighugelabs.com/flickr
    2003-2006 Zifra – Powered by Blogalia – Estadísticas: Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares