Cambalache 3,14 - La vidriera irrespetuosa


Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé.

Efectos secundarios del arzobispado

Asisto extrañado a esta historia que empezó con una homilía que apologizaba el abuso de mujeres, que siguió con un grupo en facebook en el que se proponían diferentes actuaciones y se esperaba que concluyera con una demanda civil o algo parecido.

La demanda no llega, pero una de las integrantes del grupo escribe esta alucinante historia en el muro del mismo (los enlaces son míos):
yo he enviado la carta a varios medios de comunicacion, a la junta de andalucia y a unas cuantas instituciones, como sindicatos, organizaciones por la iguadad,etc...

- me han contestado de la revista "La Protesta" de cnt-granada para publicar la carta.

- me han contestado tambien de la asociacion de hombres contra la violencia, pero dicen que ellos no pueden hacer nada, remito su mensaje:
Desde nuestra organización, no podemos hacer nada, porque no poseemos fondos para ello, ya que el ministerio de igualdad nos ha rechazado en varias ocasiones darnos subvenciones al ser un grupo de abogados (varones) independientes, pese a que llevamos años trabajando en estos temas de sensibilizacion.
Mientras desde los poderes públicos no se apoyen a organizaciones como la nuestra (independiente) de hombres por la igualdad, y solo a aquella que es del partido socialista (AHIGE de Málaga, mirad el BOE del 5 de enero de 2010), poco podremos hacer, mas que mandar cartas de protesta a estos impresentables.
A sabiendas de que es una historia menor comparada con la de Monseñor Su Eminencia, se me ocurren varias cosas que comentar:
  • Que las subvenciones van para los mismos de siempre. Pero eso ya lo sabíamos. Pero...
  • Que algo sí podrían hacer en el Grupo de Hombres contra la Violencia de Sevilla. Por ejemplo, currarse un poquito la página web (que no es tan caro) y así darse un poco de visibilidad. Incluso, comprar un dominio, que es muy poco dinero. Porque, a primera vista, una somera búsqueda en google no proporciona mucha información sobre sus actividades y, claro, así es difícil pedir subvenciones. O que te conozcan. O, incluso, servir para algo.
  • Que sin subvenciones se pueden hacer muchas cosas. La falta de subvención estatal (en el sentido amplio de la palabra estatal) no es una excusa para no hacer cosas. Dos ejemplos (modestos y cercanos, pero fructíferos): la asociación Khamlia-Sevilla y el concurso de relatos ultracortos San Sátiro
Y, a todo esto, ¿va a demandar el Instituto Andaluz de la Mujer a este señor o es que, como decía Cervantes, con la Iglesia hemos topado?

2010-01-12 20:16 | Categoría: | 0 han comentado esto | Enlace permanente | Etiquetas: | Y dicen por ahí

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://zifra.blogalia.com//trackbacks/65624

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.76.68 (85f9fd1da7)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

Busca en Cambalache


Blogalia


Se comenta en Cambalache

  • https://zarezerwuj-nocleg.com en El amor no es algo fácil de conseguir
  • links en Argentina, primer cliente del portátil Negroponte
  • details en El amor no es algo fácil de conseguir
  • https://wlozku.pl en El amor no es algo fácil de conseguir
  • Mizar en La décima, la milonga y otros hermosos temas por Drexler.
  • Pedro en Mariposas Imposibles
  • Anónima en 10 de Marzo de 1991
  • Anónima en Ya nunca juego al ajedrez Años de plomo (la película)
  • Anónima en No, no es la Diada ni son las torres gemelas de Manhattan...
  • Zifra en Olvido
  • Categorías:

    Archivos:

    <Diciembre 2017
    Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1 2 3
    4 5 6 7 8 9 10
    11 12 13 14 15 16 17
    18 19 20 21 22 23 24
    25 26 27 28 29 30 31
                 


    Lista de Enlaces

    De interés

    E-góticos

    Mis otros

    FotoFlickr


    Blogalia



    Versión para la columna lateral


    zifra. Get yours at bighugelabs.com/flickr
    2003-2006 Zifra – Powered by Blogalia – Estadísticas: Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares